Asejar

Frutas tan comunes como el limón o la naranja provienen de los árboles denominados como cítricos. Se trata, por lo general, de una planta subtropical, no demasiado exigente con la calidad del suelo y capaz de soportar temperaturas cercanas a los 0º. No obstante, los cítricos prefieren las temperaturas moderadas, con abundancia de sol. La mayoría de los cítricos son autofértiles, por lo que no se requiere un polinizador. Un cítrico aislado dará un fruto que, a partir de la fructificación, tardará entre 6 y 8 meses en estar maduro para su consumo.